El origen pagano romano de la Navidad ¨cristiana¨

Constantino

Emperador Constantino.

El emperador romano Constantino fue pagano y murió siendo pagano realmente, pero ante todo era un político que sabía que el cristianismo podía representar una amenaza a la estabilidad del imperio si no tomaba una estrategia conveniente a sus intereses hacia esa nueva religión.  Fue de esa forma como el cristianismo comenzó a colarse en la política romana.  En 313, Constantino decretó el edicto de Milán, en el cual se daba total libertad de practicar la religión que cada quien quisiera.  Sin embargo, al mismo tiempo se restauraron y embellecieron los templos del paganismo romano.

Constantino era particularmente devoto de Apolo, dios del Sol, divinidad de la luz, el invencible.  La estrategia de Constantino comenzó a dirigirse a fundir en lo posible las prácticas paganas con las del cristianismo en especial con el Sol.  Fueron varias las movidas que dejarían sorprendidos a muchos cristianos  sobre el verdadero origen pagano de muchas de sus prácticas.  Eso sí, que nadie se confunda, estas prácticas no son para nada negativas, pero considerando el desprecio y la burla con que muchos cristianos ven y se dirigen hacia las religiones diferentes a la suya no es mala idea recordarles algo de su pasado.

El domingo, día de adoración del Sol fue convertido en el día de culto principal de los cristianos creyentes de la Trinidad, además, la cruz fue usada a conveniencia ya que no sólo era un símbolo adoptado por los cristianos sino que era un símbolo del Sol, por lo tanto, no era antipática a ninguno de los dos grupos.  Otra maniobra de este político astuto llamado Constantino, fue comprar la ¨fe¨ de muchos en Roma al ofrecer una túnica blanca y veinte monedas de oro a cada ¨converso¨.  Estos negocios de la iglesia católica se hicieron muy comunes más tarde con el tráfico de indulgencias y reliquias.

Sol Invictus de Jake Baddeley.

Sol Invictus de Jake Baddeley.

De esta manera el cristianismo comenzó a crecer en Roma y poco a poco el apoyo al culto pagano fue eliminado, mientras se ofrecían regalos tanto a los líderes católicos como a las comunidades cristianas.  Pero, Constantino no se limitó a regalos, al domingo, a estatuas y edictos.  Una de sus decisiones fue convertir la celebración del solsticio de invierno (el nacimiento del Sol del vientre de la Madre) en el nacimiento de Jesús, profeta para muchos o un simple hombre para otros, pero que en aquella misma época fue convertido en ¨hijo de Dios¨ o en un dios mismo.  De ahí en adelante la celebración pagana, que se rige por el ritmo natural, se convirtió en la más importante  celebración dentro del cristianismo, la Navidad.

¿De dónde los cristianos inventaron que Jesús nació un 25 de diciembre? ¿Existe algo de eso en su libro sagrado?  En la Biblia es muy poco lo que se dice del nacimiento de Jesús, salvo que su nacimiento fue distinto ya que su madre era virgen, no se nos dan muchos detalles.  Sin embargo, esto de madres vírgenes y que parían un niño divino no era nuevo ya que era parte de la mitología de varias civilizaciones antiguas.  La diferencia es que muchos mitos paganos fueron aplicados a hechos de la Naturaleza que resultaban inexplicables para los seres humanos de aquella época, mientras los cristianos aplicaban sus mitos como hechos totalmente reales en el plano físico y aplicados a seres humanos.

Constantino fue bautizado en el 337, dos años antes de morir.  Pero antes, en el año 325 se había celebrado el Concilio de Nicea que consolidó las posiciones de la iglesia católica en el Imperio Romano y que tantas muertes causarían en adelante a ¨herejes¨ y paganos.  Los sucesores de Constantino vivieron un cambio total en la posición de la iglesia católica, ésta de estar subordinada al emperador pasó el emperador a estar subordinado a la voluntad de la iglesia.

Si fuera a escribir sobre cada falsificación, persecución o engaño de la iglesia católica no nos daría el espacio en esta bitácora, por lo que luego escribiré un poco sobre el origen de la creencia en la Trinidad cristiana, etc.  Es necesario mencionar que las persecuciones católicas no sólo se dieron contra los paganos, sino contra grupos cristianos que no creían en la Trinidad y afirmaban su creencia en la existencia de una única divinidad.

Para saber más a fondo sobre el origen del catolicismo se recomienda la lectura del libro Historia del genocidio de los musulmanes, cristianos unitarios y judíos en España que aparece en la página webislam.com en la sección de Biblioteca.  Hay que aclarar que este libro está escrito desde el punto de vista islámico y no se menciona la persecución de las creencias paganas, pero contiene información valiosísima sobre el tema, especialmente los primeros capítulos.

Anuncios

Las contradicciones de algunos portavoces evangélicos

Acaba de salir en los medios de prensa nacionales una noticia que retrata no sólo la visión retrógrada de los fundamentalistas cristianos sino una de entre la muchísimas contradicciones que existen entre sus opiniones y acciones y las de su libro ¨sagrado¨, la Biblia judeo-cristiana.

El protagonista ahora es el ¨reverendo¨ evangélico Eugene Rodríguez, conocido por ser hijo del evangelista apocalíptico Geñito Rodríguez López, recordado por sus condenas de ¨arrepiéntete que el diablo te va a llevar¨ y ¨Juan Pablo II, maldición para el mundo¨. Eugene reclama la pena de muerte para los asesinos de un pastor y una turista estadounidense en Puerto Rico.

¿Acaso este señor se olvida de lo que su Biblia dice? ¿Se olvidó del mensaje de su hombre convertido en dios, Jesús? O, ¿defiende la pena de muerte sólo porque sus verdaderos dioses (los amos estadounidenses del norte) creen en ella y la mayoría del pueblo puertorriqueño no? Tal vez merezca el beneficio de la duda, tal vez se confundió ante una Biblia que manda a asesinar a quienes no adoran tu mismo dios o a apedrear mujeres en arrebatos machistas, pero que por otro lado dice: No matarás, Dios es amor, ama a tu prójimo como a ti mismo, no juzgarás y perdona.

Cada día que pasa la separación entre iglesia y Estado es más pisoteada en Puerto Rico. Son vergonzosos los intentos de las diversas denominaciones cristianas del país de inmiscuirse en la educación pública de nuestros niños (la que todos pagamos), y sus entradas y salidas de las cámaras legislativas para presionar a senadores y representantes e imponer sus puntos de vista aunque vayan en contra de los derechos individuales de cada ser humano.

Estos mismos fanáticos que en el pasado desataron sangrientas persecuciones contra las personas que no compartían sus creencias religiosas son los mismos que si hoy se les diera la oportunidad harían retroceder nuestra sociedad en varios siglos. El fanatismo religioso es peligroso venga de donde venga, sea del cristianismo, del Islam, de las diversas corrientes paganas o del judaísmo. Sin embargo, por desgracia son las grandes religiones monoteístas las especializadas en condenar y amenazar a quienes tienen otras formas de vivir su espiritualidad.

 Si examinamos con las fuentes disponibles el mensaje que llevó Jesús en Palestina podemos ver lo avanzado que fue este caballero para su época. Se unió a los desamparados y condenó el negocio en que los judíos habían convertido la religión y el Templo, por sólo dar unos ejemplos. Al igual que él, otras personas trajeron a la humanidad mensajes que provocaron cambios positivos en sus respectivas épocas. Se impone denunciar a estos fanáticos que sólo buscan vivir cómodamente de las ofrendas y los diezmos de gente atemorizada con un infierno y un diablo con dos cuernos. Del temor, el odio y el engaño es que se nutren.